Make your own free website on Tripod.com

Misión, filosofía e historia de la OFDP

Inicio
Misión
Organización
Membrecía
Servicios
Actividades
Encuentro Internacional
Biblioteca

           
 
            Misión de la OFDP
 

La misión de la Organización para el Fomento del Desarrollo del Pensamiento Internacional es el promover iniciativas de reforma e innovaciones educativas orientadas a la emancipación para el desarrollo humano pleno, autónomo y solidario, tanto en el plano individual como en el  colectivo, mediante la creación de una nueva cultura educativa.

 

La OFDP concibe la educación formal como un poderoso instrumento para fomentar el desarrollo pleno del potencial humano y para la transformación social en el sentido de la dignidad y la solidaridad humanas. Para que la educación formal pueda cumplir esta función es necesario un cambio radical, una reforma comprensiva, en sus metas y medios. Consideramos que el cumplimiento de esta reforma educativa coincide con el proceso histórico de 1a creación de una nueva cultura educativa. Esta nueva cultura educativa reconoce que la dignidad del ser humano se encuentra en su capacidad de aprendizaje, autonomía, desarrollo, solidaridad y transformación de la realidad. El fomento de la dignidad humana así entendida, es la finalidad última de la educación. La nueva cultura educativa percibe el desarrollo cognitivo-afectivo como el estructurador de la actividad humana y, por consiguiente, el foco central de la intervención educativa. Concebimos el aprendizaje y desarrollo humano como procesos de desarrollo de competencias o habilidades (capacidades, sensibilidades, formas de conciencia) generales para desempeñarse con éxito en las diversas empresas de la vida de forma autónoma. Al fomento del desarrollo de estas competencias deben estar orientadas las prácticas educativas.

 

Para ello es necesario convertir el aula en una zona de desarrollo en la cual  las actividades e interacciones entre educandos y educadores se conviertan en fuentes de aprendizaje auténtico para el desarrollo humano de competencias humanas generales. Esta nueva cultura educativa concibe el proceso de aprendizaje auténtico como uno en el cual cada estudiante se involucra en actividades pertinentes, reflexivas, colaborativas y empoderadoras. En lugar de meramente recibir información, el educando, individual y colectivamente, inquiere y construye conocimiento; el educador actúa, no primordialmente como proveedor de información, sino como promotor del desarrollo humano integral.

 

Desde esta perspectiva, concebimos la práctica profesional del docente como un proceso continuo e integrado de investigación, planificación, interacción, organización social y evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje.

 

La nueva cultura educativa, por un lado admite el condicionamiento social y las limitaciones que éste le impone a las instituciones educativas y a su ideal de un aprendizaje y desarrollo pleno. Por otro lado, afirma la libertad del ser humano para transformar la realidad a través de su actividad reflexiva y crítica y, por ende, para reformar y revolucionar dichas instituciones. Esto sólo puede lograrse mediante la profesionalización y la solidaridad en cuanto iniciativas asumidas y dirigidas por los propios docentes.

 

 

Filosofía

 

Las actividades de la Organización para el Fomento del Desarrollo del Pensamiento Internacional se llevan a cabo fundamentadas en los siguientes principios:

 

a.   Principios filosóficos

 

(1)  Antropológicos:   El ser humano no nace, se hace; es producto, como especie y como individuo, de un proceso histórico-cultural.  Nace con el potencial biológico para llegar a convertirse en ser humano que trasciende en una pluralidad de planos su condición inicial.  Pero un ser humano privado de amplio contacto cultural no desarrollaría el pensamiento, el lenguaje, el arte, la interacción social, el sentido de lo justo y lo trascendente que definen lo propiamente humano.  Para ello necesita un ambiente socio-cultural que le permita apropiarse la humanitas producto histórico de las generaciones que le precedieron.  El ser humano está condicionado por su ambiente socio-cultural, pero puede mediante su pensamiento y acción entender, criticar y transformar su relación con dicho ambiente y con ello a sí mismo y a su ambiente.

 

(2)  Éticos: El ser humano tiene la posibilidad, el derecho y el deber de vivir dignamente, es decir, de acuerdo a principios de conducta que él mismo se impone y a buscar su constante superación.  El ser humano tiene la posibilidad, el derecho y el deber de organizar su vida en solidaridad, es decir en relaciones de reciprocidad y cooperación que hagan posible para todos el ejercicio de la dignidad humana.

 

(3)  Epistemológicos: El conocimiento define la manera como el ser humano vive sus relaciones con el mundo; es su forma peculiar de adaptación.  El conocimiento, en sus múltiples formas, es una construcción o representación de la realidad condicionada por aspectos biopsicosociales y culturales.  Hay diversas formas de conocimiento o de interpretar la realidad de acuerdo a diversos propósitos que persigue el ser humano.

 

b.   Principios biopsicosociales

 

(1)  El desarrollo humano es un proceso histórico adaptativo (asimilación-acomodación) y evolutivo en el cual el organismo humano interactúa con su medioambiente natural y cultural, lo modifica y se modifica a su vez.  El motor del desarrollo humano son las necesidades, intereses, valores y capacidades autoorganizativas que surgen del mismo proceso de desarrollo humano.

 

(2)  El medio ambiente con el cual interactúa el organismo humano está culturalmente organizado.  El desarrollo del ser humano está mediado por la cultura del grupo social y la comunidad más amplia a la que pertenece.  El desarrollo específicamente humano consiste en la apropiación de la experiencia social de la especie, socialmente acumulada, y culturalmente organizada en la comunidad, sin excluir las aportaciones que surgen de la condición única e irrepetible de cada individuo.

 

(3)  Todo ser humano tiene un potencial de desarrollo; cada etapa de su vida está abocada a una zona próxima de desarrollo, apoyado en el desarrollo previo alcanzado, y hacia el cual puede crecer a través de la mediación cultural y la interacción con personas en etapas más altas de desarrollo.

 

(4)  El pensamiento (la razón, como diría Hostos), en cuanto capacidad (cognitivo-afectiva-volitiva) para procesar información y construir conocimiento, para solucionar problemas y tomar decisiones  es la manera por excelencia como el ser humano se adapta a su ambiente y se apropia de la cultura; es, por ende, el que le da estructura al desarrollo humano.

 

(5)  El potencial y el ritmo de desarrollo es particular de cada ser humano.  Se manifiesta en distintas necesidades e intereses de aprendizaje, así como en diversas formas de inteligencia y estilos de aprendizaje.

 

c.    Principios socio-políticos

 

(1)  El desarrollo humano depende fundamentalmente de las ideas, valores, prácticas, relaciones e instituciones comunitarias y sociales en las que crece la persona.

 

(2)  Las ideas y valores (la cultura) de la comunidad funcionan como expectativas que la persona debe aprender, es decir interiorizar por medio de la interacción social.  Las expectativas sociales se convierten en necesidades, intereses y capacidades que nos definen como seres humanos.

 

(3)  Las ideas, valores, prácticas, relaciones y estructuras sociales, la escuela incluida, puede ser de humanización o deshumanización; apoyar las deshumanizantes o promover las humanizantes son las estrategias por las que opta o en las es co-optado todo ser humano.

 

(4)  La forma de organización social más adecuada es aquella que promueve la dignidad humana y como condición para ella, la solidaridad.  Una estrategia fundamental para la creación de esa sociedad es una educación humanizante y liberadora.

 

d.   Principios de aprendizaje

 

(1)  El aprendizaje ocurre como parte de los procesos adaptativos del ser humano, parte de las necesidades e intereses del propio proceso de desarrollo humano.

 

(2)  El  aprendizaje  es  un  proceso  que involucra simultáneamente todas las dimensiones y capacidades del ser: lo cognoscitivo, lo afectivo y lo conductual.

 

(3)  El aprendizaje es un proceso cooperativo;  aprendemos de otros, con otros y para otros.

 

(4)  El aprendizaje consiste, sobre todo, en la apropiación de la experiencia histórica social acumulada y organizada culturalmente.

 

(5)  El aprendizaje ocurre en gran medida cuando el ser humano procesa información y construye conocimiento para solucionar problemas y tomar decisiones.

 

(6) A través del aprendizaje el ser humano conoce y puede transformar su relación con el mundo, ampliar su libertad y alcanzar su dignidad.

 

(7) El aprendizaje es un proceso personal, depende de necesidades, intereses, formas de inteligencia, estilos de aprendizaje y experiencias individuales previas.

 

 

Historia